01 (462) 622-51-89Ave. Apaseo Oriente 470 Cd. Industrial Irapuato, Gto. México

Galvanizado

BENEFICIOS DEL GALVANIZADO

POR INMERSIÓN EN CALIENTE:

ECONOMÍA CONSIDERABLE

Se ahorran gastos de conservación por la nula corrosión en un rango de 20 a 50 años. En atmósferas rurales esta duración es generalmente superior a los 50 años, y de 20 a 25 años, o incluso más, en un ambiente industrial severo.

MANTENIMIENTO INNECESARIO

La elevada protección que proporciona este sistema, supera frecuentemente la vida prevista para las instalaciones, lo que hace innecesario, en la mayoría de los casos, el mantenimiento.

VERSATILIDAD

La gama de productos que se pueden galvanizar es muy amplia, de tal manera que sirve tanto para la protección de piezas pequeñas como: herrajes, piezas de fierro colado o tornillos, hasta tubos o piezas estructurales de grandes dimensiones.

SUSTENTABILIDAD

Debido a que en la mayoría de los casos el material galvanizado por inmersión en caliente no requiere mantenimiento se disminuye el uso de pinturas y solventes, lo cual reduce la contaminación e impacta positivamente al medio ambiente.

FÁCIL DE SOLDAR

Los diferentes elementos que constituyen los cuerpos soldados pueden unirse mediante los mismos métodos de soldadura que se utilizan normalmente para el acero en negro, es necesario adecuar la técnica operatoria y los parámetros de soldeo a las condiciones particulares del material galvanizado. Las zonas de recubrimiento quemadas por efectos del calor se pueden restaurar fácilmente mediante pinturas ricas en zinc.

FÁCIL DE PINTAR

Para efectos de lograr un adecuado pintado de sus elementos Galvanizados, favor de comunicarse con nosotros para ofrecerle asesoría técnica en cuanto a este punto.

MATERIALES QUE SE PUEDEN

GALVANIZAR

El hierro y el acero se oxidan rápidamente, las capas de pintura se deterioran con el tiempo y permiten el paso de humedad, lo que tiene como consecuencia el oxido de metal y el deterioro de los materiales. El Galvanizado por inmersión en caliente es ideal para evitar la corrosión o el óxido de los metales.

  • Torres de líneas de transmisión
  • Torres de telecomunicaciones
  • Subestaciones eléctricas
  • Implementos agrícolas y pecuarios
  • Naves y almacenes para granjas.
  • Estructuras metálicas en general
  • Partes para la industria automotriz
  • Estantería y anaqueles
  • Herrajes en general
  • Tornillerías y pernos
  • Rejillas electroforjadas
  • Estructuras y tubería para la industria petroquímica
  • Estructura para señalamientos de carreteras
  • Defensa metálica para carretera
  • Postes de acero
  • Estructuras para equipo de minería
  • Mobiliario urbano
  • Malla electrosoldada
  • Entre otros
PROCESO DE

GALVANIZADO

DESENGRASE

Estas soluciones sirven para la mayoría de los aceites solubles y lubricantes que se usan al fabricar las piezas.

DECAPADO

Para la mayor parte de las piezas a tratar, esta es la primera operación que se realiza y mediante tratamiento con ácidos, se eliminan las cascarillas de fabricación y el óxido que se haya formado en la pieza.

USO DE FLUX

Tiene por objeto proteger las piezas de la oxidación, después de que han sido decapadas, además de permitir al zinc una buena adherencia y escurrimiento sobre el acero.

GALVANIZADO

Después de la limpieza, el material a ser recubierto es sumergido en un baño de zinc fundido, manteniendo una temperatura aproximada de 450° C. El espesor de la capa de zinc es proporcional al tiempo de inmersión.

INSPECCIÓN

Este es el paso final del proceso, aquí los productos son inspeccionados para asegurar la integridad del recubrimiento, así mismo el espesor de la capa es medido para verificar que éste sea de acuerdo a las normas.

NORMATIVIDAD

En Centro Galvanizador 2000, trabajamos bajo:

  • Normas nacionales, NMX-H-004 para todo tipo de materiales.
  • Normas extranjeras, ASTM A123 para elementos estructurales.
  • ASTM A153 para herrajes y piezas pequeñas, o en su caso las normas que solicite el cliente.
  • Norma Internacional ISO-1461.
Espesores mínimos del recubrimiento sobre muestras sin centrifugar.
Espesores mínimos del recubrimiento sobre muestras centrifugadas.

VIDA ÚTIL DEL GALVANIZADO

¿EN QUÉ CONSISTE

EL GALVANIZADO?

El recubrimiento consiste en una progresión de capas de aleación zinc-hierro, unidas metalúrgicamente al acero base.

PROTECCIÓN DE BORDES

(PINTURA VS GALVANIZADO)

La tensión superficial del fluido produce el adelgazamiento de la película de pintura en los bordes.
El crecimiento de las capas de aleación paralelamente a la superficie, no produce adelgazamiento del recubrimiento de zinc en los bordes.

Reducción de la protección proporcionada por las pinturas en zonas críticas de las piezas.

Superficies lisas0%
Bordes y cavidades10% - 20%
Cordones soldadura30% - 35%
Tuercas y tornillos50% - 60%
Cantos60%

VENTAJAS DEL RECUBRIMIENTO

CON ZINC POR INMERSIÓN EN CALIENTE

Como una protección-barrera, el galvanizado provee un recubrimiento tenaz de zinc metalúrgicamente unido que cubre completamente la superficie del acero con una capa de aleación zinc-hierro, la cual tiene mayor dureza que el acero base. Esto provee una capa exterior flexible con una adhesión más fuerte y una excepcional resistencia a la abrasión. Una característica adicional del Galvanizado por Inmersión en Caliente, es que la capa de zinc-hierro crece perpendicularmente a la superficie del acero. El efecto que esto tiene en las esquinas aristas de los materiales es que el recubrimiento ahí es generalmente más grueso que el recubrimiento de alrededor. Esto es un marcado contraste hacia otros tipos de recubrimientos protectores que tienden a adelgazarse en las esquinas y aristas de los materiales.

El recubrimiento de galvanizado es más resistente al deterioro físico que una capa de pintura. La totalidad de la superficie de las piezas queda recubierta tanto interior como exteriormente. Igualmente con las rendijas estrechas, los rincones y las partes ocultas de las piezas, quedando bien protegidas. Incluso si en el recubrimiento hay pequeñas áreas al descubierto (tales como raspaduras) por mal manejo, éstas quedan protegidas contra la oxidación. Esto se debe a la diferencia de potencial electroquímica entre el zinc y el hierro, por lo que el primero se consume con preferencia a este último y le proporciona de esta manera una “protección de sacrificio o catódica”. Este tipo de protección es una de las principales virtudes de los recubrimientos obtenidos en caliente.